La economía on-demand es el futuro

Un estudio publicado por la consultoría Deloitte en 2015, afirma los modelos de negocios se han tenido que transformar para poder sobrevivir o liderar. Invertir en proyectos de transformación ha sido una alternativa a la cual han recurrido las grandes empresas, donde aproximadamente solo un 27% obtiene resultados positivos y un 33% concluye su proyecto en tiempo y presupuesto pactado.

La transformación continua de los negocios, industrias, vida cotidiana e incluso políticas públicas son producto de los avances tecnológicos y el Internet, pues la inteligencia artificial nos da la posibilidad de conectarnos con personas y objetos inanimados.

En la economía colaborativa hay intercambios más escuetos

La economía on-demand tiene beneficios positivos para los consumidores y unos tantos negativos para las empresas y sus viejas formas de empleo. Uno de esos estragos es el contrato entre empleado y empleador, pues muchas empresas ya no pueden ofrecer trabajos de por vida.

En este tipo de economía, el consumidor de productos o servicios “paga por lo que usa”, y las empresas han optado por “pagar por lo que se trabaja”, por lo que ahora suelen pagar por comisión, proyecto, freelance, honorarios, entre otros.

Más información actual sobre economía en el sitio de Santiago Fernandez Recamier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *